Política Económica de Néstor Kirchner

Kirchnesianismo

keynes

A pesar de estar muerto para el mal de la ortodoxia económica, Keynes esta volviendo.

En Argentina los primeros en desempolvar los libros de Keynes fueron los economistas del Plan Fenix y ahora lo hace el propio Kirchner. Esto ha hecho que en los ámbitos políticos y económicos se especule con la aplicación de medidas de esa orientación como forma de salir de la larga crisis que atraviesa Argentina.

Una forma de dilucidar que es lo que en materia económica esta haciendo el gobierno de Kirchner es resumir en breves puntos las ideas que hasta aquí hemos venido bosquejando. Específicamente Keynes señalaba que:

Pero lo mas importante que planteaba Keynes era la presencia de un estado fuerte que estaba capacitado para comprar mano de obra e inyectar grandes montos de dinero para financiar la obra publica en el caso en que el estado que estuviera muy golpeado financieramente.

Hoy en Argentina muchos economistas coinciden con esta visión de Keynes y aseguran que la única manera de salir de la recesión en la que el país se encuentra sumergido hace mas de tres años es atacando el problema del lado de la demanda y el consumo interno. Si la gente posee más dinero para gastar y compra más productos, necesariamente habrá mas empresarios dispuestos a producir bienes, para hacerlo necesitaran contratar mas empleados, lo cual haría que en poco tiempo se reduzca drásticamente la desocupación. Al haber mas empleados que perciban sueldos habrá mas gente que consuma y así sucesivamente.

El planteo de focalizarse en un plan de obras publicas y de viviendas para fomentar el crecimiento económico y reducir los niveles de desempleo a través de la creación de un Ministerio de Planificación Federal e Inversión Publica, junto a la posible creación de un Banco Nacional de Desarrollo, podría generar un fuerte cambio en el modelo de inversión de la Republica Argentina, que desde los 90¨ en adelante tuvo como principal impulsor del crecimiento a la inversión privada, y esto es lo que parece ser el nuevo modelo Kirchnesiano.

En particular el presupuesto del 2004 contiene algunos pequeños incrementos de partidas para programas sociales, educativos y de salud. En general se puede decir que este presupuesto se inserta en un modelo que básicamente intenta sustentarse en el recupero de las inversiones y en el crecimiento de las exportaciones y que por ello también requiere que se destrabe el sistema del crédito tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

A nivel nacional se requiere que la política monetaria este al servicio del sistema financiero que es quien puede apoyar a las pequeñas y medianas empresas, que son las que emplean el 95% de la mano de obra.

A nivel internacional, Kirchner al pedir frente a la ONU el "rediseño de los organismos multilaterales de crédito sostuvo que "debe incluir el cambio de sus paradigmas de modo que el éxito o el fracaso de las políticas económicas se mida en términos de éxito o fracaso en la lucha contra la pobreza y el mantenimiento de niveles adecuados de empleo".

Analizando más en detalle las medidas llevadas a cabo, podremos determinar cuales de ellas revelan una fuerte orientación Keynesiana.

Obras públicas: El gobierno intentara construir 17.500 viviendas en 8 meses. Esa cantidad forma parte de un total de 47.500 viviendas de un plan que arranco con la gestión de Eduardo Duhalde y que quedo paralizado el año anterior.

Salarios: Se mantendrá vigente la suba salarial de $ 200 dispuesto durante el gobierno de Duhalde. Son los $ 150 más los $ 50 que se concedieron "de emergencia "a partir de fines del año pasado.

Además, los funcionarios anunciaron ya su intención de reformar el sistema previsional. Los temas sobre los que trabajan son: la derogación paulatina de la doble indemnización y la creación de un sistema mixto de jubilación.

Educación: El ministro de educación va a presentar un proyecto de ley para garantizar un piso mínimo de 180 días de clase al año.

Salud: El ministro Ginas Gonzáles García, instrumentara un seguro de salud materno infantil, que buscara dar cobertura a 5 millones de personas de bajos recursos. Este plan se va a llamar "cuidarnos ".

Impuestos: El gobierno piensa reducir el IVA, actualmente del 21 %, sobre algunos productos de la canasta familiar. El objeto declarado de eso y de otras medidas en preparación es mejorar la recaudación y el consumo.

Deuda externa: Siguen las negociaciones par reprogramar los 6000 millones de dólares que vencen este año con los tres organismos de préstamo (FMI, Bco. Mundial, BID).

Por su parte Kirchner sostuvo que para que los países endeudados puedan pagar sus compromisos "mucho ayudaría la intensificación de las negociaciones en el ámbito multilateral para la eliminación de las barreras arancelarias y para arancelarias que dificultan el acceso de nuestras exportaciones a los mercados de los países desarrollados".

Podemos decir entonces, que las medidas que de manera directa evidencian la presencia de un Estado fuerte que estimula la economía por el lado de la demanda agregada, son la inversión publica, las políticas de salarios, las de impuestos y las de deuda externa por el lado de la renegociación y obtención de nuevos créditos.

<<<<< Anterior: Rigideces de los salarios

>>>>> Siguiente: Consideraciones finales