Instrumentos Financieros Derivados

swapAutor: Daniella Johanna Delgado González

El desarrollo y evolución de la actividad económica lejos de propiciar el abandono de las operaciones financieras tradicionales ha dado lugar a la evolución de éstas y a la aparición de nuevas figuras que han venido a satisfacer las necesidades de los individuos. Ésta evolución ha provocado el resurgimiento de las fórmulas más primitivas de intercambio o trueque, pero esta vez bajo nuevos conceptos financieros y jurídicos. Un claro ejemplo es el retorno al trueque de mercaderías

Las necesidades de un manejo óptimo entre las variables del riesgo, implícitas en toda actividad comercial y financiera y por otro la reducción de costos y la ampliación de utilidades son los elementos que mueven en este comienzo de siglo -como fuera en anteriores épocas- la actividad mercantil, reflejándose estas características en la continua búsqueda de instrumentos que reúnan estos requisitos.

En este sentido, el presente trabajo tiene como objetivo el desarrollo teórico y práctico de un instrumento financiero dentro de los llamados instrumentos financieros derivados, caracterizados principalmente porque su valor depende de otro activo o índice (bonos, divisas, materias primas, etc.), al que se denomina subyacente; es ésta dependencia la que les introduce cierto nivel. Los instrumentos derivados se negocian por medio de contratos de derivados, que son  acuerdos bilaterales cuya transacción depende de manera dependiente de las negociaciones realizadas en el mercado de bienes ó de capitales del cual se deriva el instrumento.

La función principal de los instrumentos derivados es distribuir el riesgo que resulta de movimientos inesperados en el precio del subyacente entre los participantes que quieren disminuirlo y aquellos que deseen asumirlo. En el primer caso, se encuentran los individuos o empresas que desean asegurar el día de hoy el precio futuro del activo subyacente, así como su disponibilidad .En el segundo caso, se trata de individuos o empresas que buscan obtener la ganancia que resulta de los cambios abruptos en el precio del activo subyacente.

Los beneficios de los productos derivados, como los Futuros, son especialmente aplicables en los casos de:

  • Importadores que requieran dar cobertura a sus compromisos de pago en divisas.
  • Tesoreros de empresas que busquen protegerse de fluctuaciones adversas en las tasas de interés.
  • Inversionistas que requieran proteger sus portafolios de acciones contra los efectos de la volatilidad.
  • Inversionistas experimentados que pretendan obtener rendimientos por la baja o alza de los activos subyacentes.
  • Empresas no financieras que quieran apalancar utilidades.
  • Deudores a tasa flotante que busquen protegerse de variaciones adversas en la tasa de interés, entre otros.

Dentro de los mercados derivados distinguimos entre los que se negocian en mercados oficiales organizados y los que lo hacen en mercados no organizados u OTC (Over The Counter). En los primeros, generalmente negociados en Bolsas de Valores debidamente registradas y reguladas, se cumplen una serie de características tales como, la tipificación o normalización de los contratos, la transparencia de las cotizaciones, el régimen de garantías, la liquidación gradual y final por diferencias, etc. Otra característica importante es la existencia de la cámara de compensación, la cual funge como comprador ante todos los vendedores y viceversa, rompiendo así el vínculo entre comprador y vendedor individual. La intervención de la cámara de compensación garantiza que se lleve a buen término el contrato respectivo, ya que en caso de incumplimiento de cualquier participante, la contraparte no dejará de recibir lo acordado.

 Por el contrario, los instrumentos que incumplen las condiciones anteriores se negocian en mercados no organizados u OTC  (Over the Counter o Sobre el Mostrador -en idioma castellano-), donde las dos partes contratantes fijan en cada caso los términos contractuales de las operaciones convenidas entre ellos.

En el primer grupo, las operaciones que se negocian en mercados organizados, se encuentran los contratos de futuros y opciones.

En los mercados OTC se negocian principalmente los swapsu operaciones de permuta financiera, que es en este caso, el instrumento financiero a desarrollar en el presente trabajo, las operaciones a plazo (contratos forward ) y las opciones OTC, entre las que se incluyen los caps, floors, collars y swaptions .

La principal aplicación de todos estos instrumentos es la cobertura de los riesgos financieros y de mercado, a los que se encuentran sometidos los agentes económicos, principalmente el originado por los cambios en los tipos de interés, de cambio, precio de las materias primas y bursátiles.

Un contrato de futuros es un acuerdo, negociado en una bolsa o mercado organizado, que obliga a las partes contratantes a comprar o vender un número de bienes o valores en una fecha futura, pero con un precio establecido de antemano. Quien compra contratos de futuros, adopta una posición "larga", por lo que tiene el derecho a recibir en la fecha de vencimiento del contrato el activo subyacente objeto de la negociación. Asimismo, quien vende contratos adopta una posición "corta" ante el mercado, por lo que al llegar la fecha de vencimiento del contrato deberá entregar el correspondiente activo subyacente, recibiendo a cambio el cobro de la cantidad acordada en la fecha de negociación del contrato de futuros.

Una opción, por contra, es un contrato entre dos partes por el cual una de ellas adquiere sobre la otra el derecho, pero no la obligación, de comprarle o de venderle una cantidad determinada de un activo a un cierto precio y en un momento futuro.

Un Forward es un contrato que establece en el momento de suscribirse la cantidad y precio de un activo subyacente que será intercambiada en una fecha posterior. A diferencia de un contrato de Futuro, las condiciones pactadas se establecen de acuerdo a las necesidades específicas de las partes.

Caps: el comprador se protege de todos los aumentos de precio por encima de un límite dado (cap), durante el periodo de vigencia del contrato mediante el pago de comisiones. Si el precio de mercado sobrepasa el límite establecido, el vendedor paga la diferencia entre ambos al comprador. Generalmente el subyacente es un tipo de interés

Floors se refieren a un instrumento de gestión de riesgo a mediano y largo plazo, que permite protegerse contra bajas en  tasas de interés flotantes

Collar es un producto financiero que al combinar caps y floors, limita los pagos de un préstamo a tipo de interés flotante, tanto si éste asciende (cap) como si desciende (floor). El collar se forma comprando un cap y vendiendo un floor, o al contrario.

Los Swapoptions se refieren a una opción sobre un swap, en la que una de las partes recibirá una prima por estar de acuerdo en realizar un swap si se produce alguna contingencia.

Autor: Daniella Johanna Delgado González
Universidad Católica Andrés Bello
Caracas - Venezuela
Octubre de 2008

Añadir nuevo comentario

Advertencia: El comercio con acciones, CFDs, commodities,divisas y otros derivados financieros puede resultar en pérdidas o ganancias de capital. Mas información aquí