Crisis Alimentaria Mundial

La escalada de precios internacionales de los productos agropecuarios mas representativos, constituye una circunstancia inesperada hasta hace unos meses, en los que la liberación total del mercado mexicano a las importaciones procedentes de Estados Unidos y Canadá amenazaban con desplazar la producción nacional y provocar el desplome de los precios internos. En algunos países exportadores se ha optado por aprovechar al máximo los mejores niveles de precios que les representa el mercado internacional y en otros se ha preferido restringir las exportaciones, mientras que en algunos países importadores buscan opciones de oferta más accesibles, con una estrategia de diversificación de sus fuentes de abasto, otros tienen como única opción la ayuda alimentaria. En México, si antes la preocupación era el desplome de la producción nacional por los bajos precios internos; en la actualidad, la mayor preocupación no es solo el alto precio a los que se pagan los productos agropecuarios sino también a la posibilidad de que la oferta internacional de alimentos sea insuficientes para abastecer la demanda. Ante esta incertidumbre, se hace necesario identificar las causas que han dado lugar a este nuevo escenario internacional y estimar su permanencia en el mediano y largo plazo, a fin de coadyuvar en la definición de una estrategia que además de atender sus efectos, incida directamente sobre las variables que determinan la vulnerabilidad de nuestra economía.

SITUACION ACTUAL

​​

El Banco Mundial, el Fondo Monetario, la FAO, la Unión Europea y hasta el gobierno de Estados Unidos decidieron darse por enterados de lo que está sucediendo en el mundo con los alimentos. Se habla de crisis, lo que no es nuevo pese a que ahora le dicen global, y aunque no se ha pronosticado aún una hambruna como las que

hemos visto en el pasado en algunos países africanos, hay un problema real que no se puede seguir abordando con las mismas recetas fracasadas, unos culpan a los biocombustibles, otros dicen que no radica ahí el problema sino en el alza de precios y también se sostiene que la situación actual se debe al desarrollo de China e India, lo que ha determinado que muchos millones de personas más se incorporen al consumo. Cada uno de estos factores puede influir, pero todavía no se sabe exactamente frente a qué estamos y por eso es importante mirar hacia situaciones similares del pasado, hay innumerables informes internacionales, de organismos de las Naciones Unidas, de fundaciones y de instancias tan serias como lo fue el Diálogo Norte-Sur o Comisión Brandt, como también se le conoció, que en documentados estudios señalaron que no existía escasez de alimentos, sino que éstos estaban mal e inequitativamente distribuidos a nivel mundial. Y eso no ha cambiado, por el contrario, porque los alimentos son un muy buen negocio en el modelo globalizador, De ahí que los llamados a actuar en forma “urgente” contra la crisis alimentaria formulados por la FAO, que es la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, o la decisión del Banco Mundial y del Fondo Monetario para lanzar un “Nuevo Acuerdo” y reunir 500 millones de dólares para evitar que 100 millones de personas “se hundan aún más en la pobreza”, o los 200 millones de dólares que Estados Unidos destinó a ayuda de emergencia o los 160 millones de euros (237 millones de dólares), que la Unión Europea destinará ayuda humanitaria, sólo representen paliativos insuficientes.

EFECTOS

El detonador de esta bomba alimentaria ha sido sin duda la decisión de Bush de obligar, y además subsidiar, a producir biocombustibles a partir de maíz, trigo y otros granos lo que hace, en una economía crudamente capitalista, más atractivo quemar comida en los carros que comerla. Esta manera de conseguir otras fuentes de energéticos fue seguida por otros países rompiendo un equilibrio de décadas pues Brasil, por ejemplo, viene produciendo etanol a partir de la caña de azúcar desde

hace años, sin producir ninguna crisis alimentaria pero Bush y su genocida equipo no se caracterizan por la inteligencia y se lanzaron a esa vía llevados por el odio a los países petroleros, esta influencia de los biocombustibles en esta grave crisis ha sido denunciada por la FAO, la ONU y hasta organismos financieros del imperio. Así el relator de la ONU dijo ayer : "La transformación de alimentos en biocombustibles y la especulación financiera son las principales causas de la subida de los precios de los alimentos, denunció este lunes el relator de Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler, que calificó la crisis de "auténtica tragedia".

El relator también menciona "la especulación financiera" o sea "el capitalismo salvaje".... hay que ganar dinero aunque millones se mueran de hambre.... el "mercado" arreglara todo....... yo te aviso chirulí... si los Estados no intervienen esto se lo lleva el diablo.

El alto precio del petróleo pero en realidad este precio no es tan alto lo que ocurre es que su bajo precio durante décadas financió un nivel de vida artificial en USA, Japón, Europa, etc. También en el petróleo hay "especulación financiera".... producido el maldito capitalismo, La población sufre los altos precios de la gasolina y del "heating oil" y acusan a los países petroleros pero nada dicen de los altísimos impuestos que los gobiernos de USA y de Europa imponen al petróleo y que son parte importante del alto costo de los combustibles, todo el mundo habla también del incremento del consumo de petróleo en China e India pero nadie menciona nada de los miles y miles de barriles de petróleo que los norteamericanos, europeos y otros lacayos consumen cada día en las absurdas guerras en Irak, Afganistán y en mantener el dispositivo militar intimidatorio de bases, barcos, aviones, etc. a lo largo y ancho del mundo no he visto que nadie cuantifique cuanto consume el aparato militar demencial que existe en el mundo pero no tengo dudas de que si se dejan en tierra los aviones de guerra, de detienen los tanques y carros blindados, se mandan los soldados y "contratistas de seguridad" a trabajar en su tierra en vez de asesinar inocentes y luchadores de la libertad la CRISIS PETROLERA Y LA ALIMENTARIA desaparecerían.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los efectos de la crisis alimentaria producirán 15,7 millones de indigentes adicionales en Latinoamérica y la cifra de los que pasarán a ser pobres será similar. Así mismo la ONU advirtió que el aumento de precios de los alimentos va a crear 100 millones de pobres más.

PERSPECTIVAS

Actualmente, el fenómeno que está de moda es el surgimiento o resurgimiento de bajas sensibles en la producción mundial de alimentos básicos para el consumo humano, especialmente los granos, y por supuesto, esta crisis alcanza también a los productos cárnicos, al pollo y otros similares. Las explicaciones y declaraciones de los gobiernos de diversos países difieren en puntos de vista, y por tanto en el manejo de las políticas idóneas para el caso. Y este fenómeno cíclico ya hizo acto de presencia en especial en los países pobres en América Latina y está amenazando seriamente a los pueblos africanos y asiáticos, grandes consumidores de mijo y de arroz, base fundamental de su dieta alimentaria tradicional, los motivos, decíamos, son variados, pero incongruentes entre sí, ya que en realidad se cierne en un primer plano el fantasma de la especulación, y también de manera significativa los daños causados a los suelos agrícolas, provocados por el deterioro climático y causas también de otra índole. De no atender de manera seria y formal este problema por parte de los países afectados y con injerencia de las organizaciones internacionales involucradas en este caso, como la FAO, y la OME, el problema causará fuertes tensiones políticas de gran magnitud, porque simple y sencillamente se trata de ataques directos a todo aquello que significa el sustento humano.

Al respecto, la crítica mundial ha opinado de diversas maneras, pero lo cierto es que la amenaza no ha desaparecido, seguramente el problema puede estribar en el hecho de que se han desatendido las actividades primarias, en aras de la especulación financiera, la industria, el comercio internacional de servicios que son sectores de muy alta densidad económica, ante una verdadera situación de emergencia y de vulnerabilidad nacional e internacional, en días pasados tuvo lugar una reunión en Managua, donde asistieron representantes de alto nivel de 15 países latinoamericanos, reunión que bajo el rubro de Cumbre de Soberanía y Seguridad Alimentaria, cuyo fin fue para declarar una especie de estado de emergencia, así como el fomento de la unidad regional, para hacer frente a esta crisis de escasez y carestía de alimentos, en especial de granos básicos, que amenaza a todo el mundo, aunque con consecuencias dramáticas para los países pobres, donde ya se cierne la amenaza de hambrunas que puede revertirse en convulsiones políticas y desestabilidad gubernamentales. Hay el anuncio de otras reuniones en el transcurso del mes de mayo, en una de ellas participará el grupo Alternativa Bolivariana para las Américas, pero consideramos que para resolver en el corto plazo esta cuestión que de no atenderse a tiempo podría tener graves consecuencias, siempre y cuando no haya voluntad política por parte de los países que integran el bloque de naciones industrializadas, y se rediseñara el modelo neoliberal y las políticas de libre comercio.

Autor: Lic. Marcos Morales Martinez
Febrero de 2009

Como citar este texto: 

Anonimo (09 de Mar de 2009). "Crisis Alimentaria Mundial". [en linea]
Dirección URL: https://www.econlink.com.ar/crisis-alimentaria/mundial (Consultado el 08 de Feb de 2020)


Se encuentra usted aquí