Valuación

Históricamente para la valuación de derivados financieros se utilizó la tradicional fórmula de Black-Scholes, pero esta no es aplicable en este campo, si bien puede convertirse por medio de la indexación la variable climática en un subyacente transable es imposible crear una cartera sin riesgo combinando el derivado climático y su subyacente.

Dado que las variables climáticas presentan estacionalidad (podemos hablar de ciclos anuales, de una estación y hasta diarios) otra propuesta para la valuación de los derivados climáticos consiste en el uso de “mean-reverting models”. Estos fueron específicamente planteados para la valuación de derivados vinculados a la temperatura1. Concretamente se propone que la temperatura diaria promedio sigue un proceso estocástico cuya media vuelve (se revierte) a una media determinística, el modelo incluye, por supuesto, tendencia (para contemplar el calentamiento global y estacionalidad). La media determinística a la que se hace referencia puede estimarse a partir de los registros históricos de temperatura efectuando una regresión. Se debe ser cuidadoso con la aplicación de este tipo de modelos ya que la incorrecta estimación de alguno de los parámetros o la omisión de alguna variable puede conducir a importantes errores2. (Además se debe poder capturar o quitar de los datos el efecto “isla urbana”, denominada así debido a que las edificaciones realizadas por el hombre como casas, puentes etc... contienen cemento u hormigón; cuando los rayos del sol llegan a la tierra el material los absorbe y los irradia durante el día en forma progresiva. La medición de la temperatura se ve distorsionada en el tiempo presentando una tendencia creciente a medida que la ciudad crece cerca de la estación meteorológica de medición.)

​​

Como el comportamiento de la precipitación es muy diferente al comportamiento de la temperatura para el pricing de este derivado vamos a dejar de lado los modelos anteriores y la valuación se va a construir con un modelo sencillo y muy aplicado en la industria de seguros y en la valuación de derivados del clima3 (La mayor cantidad de derivados del clima tienen como subyacente a la temperatura. Sin embargo se están empezando a negociar mayor cantidad de derivados donde el subyacente son las precipitaciones. El Banco ABN-AMRO empezó a traedear en el mercado over the counter contratos que protegen a productores agrícolas y a empresas de las lluvias monzónica en el sudeste de la India. La Economía de este país es muy sensible al clima debido a que la agricultura es responsable del 28% del PBI y más del 60% de la población esta relacionado con el sector agrícola ó agrícola-industrial. – “Weather Derivatives: A Need for Indian Farmers”, K.Nagarajan RST. Kiruthika - Department of Commerce K.S.R. College of Arts & Science, Abril 2009) que consiste en el “Burn analysis o Burn rate” (Cao & Wei, Octubre 1999 – Dischel, Octubre 1998); a través de una simulación de Montecarlo con cierta distribución dada (utilizando datos históricos) podemos obtener el nivel esperado de precipitación mensual acumulado para el período o periodos en donde queremos valuar. Luego relacionaremos la precipitación con la rentabilidad esperada en un cultivo y así podremos establecer el precio asignado a cada mm. de lluvia precipitado.

Autor: Mariano Castro

Como citar este texto: 

Anonimo (17 de Jun de 2010). "Valuación". [en linea]
Dirección URL: https://www.econlink.com.ar/derivados-climaticos/valuacion (Consultado el 30 de Nov de 2019)


Se encuentra usted aquí