Conclusiones

De lo expuesto en este trabajo, consideramos que la educación es una herramienta fundamental para el crecimiento económico. Esto quedó evidenciado a través del análisis en los modelos de crecimiento con progreso técnico, tanto exógeno como endógeno. El desarrollo del capital humano en los países emergentes es importante para insertarse en el mundo globalizado.

Es esencial enfrentar el problema de desigualdad. En la región latinoamericana y en particular en la Argentina, las desigualdades de oportunidades entre estratos sociales han ido aumentando; y es la preparación en el sistema educativo la que puede evitar la exclusión de determinados sectores sociales.

​​

La inclusión social implica una decisión política y una responsabilidad de todos. Creemos que las políticas de emergencia no resuelven el problema de fondo; se necesitan cambios estratégicos, como apostar a favor de la educación, revalorizar la cultura del esfuerzo, extender la jornada escolar, desarrollar nuevos modelos de gobierno en las escuelas.

El problema educativo es un problema que influye directamente en la calidad de vida que van a poder tener las personas en el presente y en el futuro. El sistema educativo debe ser capaz de fomentar las habilidades necesarias para insertarse en el mercado laboral. Por otro lado, uno de los motivos por los que se genera el brain drain está dado por la existencia de grandes diferenciales de salarios en los países receptores y/o por falta de adecuadas oportunidades de empleo en los países de origen.

Deberíamos pensar en la educación tanto a corto como a largo plazo. Para ello, se necesita del consenso social ya que la educación no puede ser solamente un problema del gobierno.

Autores: María Delia Irastorza y Nicolás Wilfredo

Como citar este texto: 

Econlink (17 de Ago de 2010). "Conclusiones". [en linea]
Dirección URL: https://www.econlink.com.ar/node/2999 (Consultado el 30 de Nov de 2019)


Se encuentra usted aquí