Dolar Yen Euro

Dolar Yen Euro

La semana que pasó se mostró positiva para los mercados bursátiles. El índice Dow Jones recuperó su camino alcista y se mantiene dentro de la zona de objetivo de 12.500-12.824 señalado como potencial techo de corto y de mediano plazo. El análisis no cambia al respecto, el índice NASDAQ si bien se ha recuperado aún se mantiene bien debajo de los máximos de recuperación verificados el 15 de enero de este año, el SP 100 se encuentra en niveles máximos de recuperación pero está chocando con 61,8 % de recorte de las pérdidas verificadas desde 2000-2002 y la onda de menor grado, fuertes resistencias, por lo tanto nuestra proyección sigue firme advirtiendo que estamos en un proceso de techo de corto y de mediano plazo en los índices bursátiles americanos y que el momento de un importante ajuste se acerca; extrema cautela sigue siendo sugerida.

En la semana que pasó vimos una recuperación importante del petróleo (creemos que ya ha recuperado su tendencia alcista desde los pisos de 50 dólares), el oro terminó cerca de sus máximos de 670 dólares, la plata cerca de los 14 dólares, en un "revival" de los commodities, los bonos americanos se han recuperado luego de semanas de fuertes pérdidas y la tasa ha cedido algo de posiciones.

​​

En esta nota nos ocuparemos de las monedas centrándonos básicamente en la relación yen-dólar y actualizando nuestro análisis del euro-dólar que ya hemos estado entregando nuestra visión en notas previas.

Comencemos con la relación yen-dólar. Esta moneda hasta la semana que pasó ha sido la que ha estado más débil con respecto al dólar, de hecho que los cruces de monedas libra-yen, euro-yen , franco suizo-yen han estado castigando al yen, y masivamente los inversores y especuladores han estado eligiendo, libra primero, euro después y yen en última instancia. Un año eleccionario en Japón, en donde el BOJ, Banco Central de Japón posiblemente no suba sus tasas de interés, sin síntomas claros que el Banco Central de Japón intervenga en el tipo de cambio para defender al yen, ha llevado a inversores y especuladores a castigar al yen que hace dos semanas alcanzó niveles de 122,18 yenes por dólar.

USDJPY
relacion dolar yen

Técnicamente existen fuertes fundamentos para pensar que el yen para el próximo año podría ser una de las monedas más débiles con respecto al dólar y que tal vez seguiríase devaluándose, esta perspectiva de nuestro modelo de análisis cobra especial importancia más aún luego de observar que la semana que pasó el yen ha tenido la revaluación más importante de los últimos meses pasando de 121,80 a 119 yenes para terminar la semana en 119,39 yenes; hubo masivas coberturas de posiciones tanto en los cruces con las monedas europeas como contra el dólar produciéndose una gran revaluación del yen, nuestro modelo ve este movimiento como una oportunidad para ponerse corto en yenes, largo en dólares, y ponerse corto en yenes en los cruces contra las otras monedas, ya que creemos que esta revaluación es transitoria y será seguida por una nueva ronda de devaluación del yen que debe durar gran parte del año 2007.

Se acompaña la gráfica mensual de la relación yen-dólar, en realidad la gráfica muestra el dólar contra el yen, porque refleja cuántos yenes son necesarios para comprar un dólar cuando vemos suba en el gráfico, lo que significa que hacen falta más yenes para comprar un dólar, esto es devaluación del yen y viceversa una caída o baja en el gráfico refleja menos yenes para comprar un dólar o lo que es una revaluación del yen.

Tendencia bajista

En esta gráfica mensual se puede apreciar una línea de tendencia madre bajista que viene trayendo el dólar contra el yen desde el techo de 147,64 registrado en agosto de 1998. Esta línea de tendencia une los picos del dólar de agosto de 1998 con los máximos de 135,17 de enero de 2002, y con los máximos de 121,38 de diciembre de 2005. Esta línea de tendencia bajista del dólar ha estado vigente durante 8 años, y en diciembre del año 2006 como puede observarse en el gráfico ha sido superada. Esta señal técnica en base mensual debe indicar el fin de la caída del dólar contra el yen comenzada en agosto de 1998, y debe advertirnos que debe venir un período de uno o dos años de devaluación del yen, y de revaluación del dólar contra el yen.

Esta línea la consideramos de gran importancia y es la que puede llevarnos a 130 yenes por dólar en un año o más, y es la que nos lleva a pensar que el yen será la moneda más débil contra el dólar y candidata a ser vendida por inversores y especuladores no sólo contra el dólar sino en el cruce con las monedas europeas libra esterlina, euro y franco suizo.

Adicionalmente a esta línea, según nuestro modelo podemos observar un claro triángulo en contracción que debería haber ya definido al alza. El triángulo está compuesto de acuerdo con nuestro modelo por cinco movimientos contractivos una clásica secuencia ABCDE, en este caso la onda A del triángulo fue la caída desde 147,64 desde agosto de 1998 hacia 101,21 mínimos registrados en enero de 2000, la recuperación 101,21 hasta los máximos de 135,17 de enero de 2002, fue la onda B la caída desde 135,17 de enero de 2002 hasta los niveles mínimos de 101,67 es la onda C de caída. La onda C terminó en enero de 2005, la onda D alcista fue la suba desde 101,67 hasta los máximos de 121,38 de diciembre de 2005, y la onda E bajista final fue la caída desde 121,38 hasta 108,97 mínimo de mayo de 2005. Allí creemos que terminó la clásica secuencia ABCDE del tríángulo. Si nos guiamos por la amplitud del triángulo podría resultar en un movimiento de muchos años de devaluación del yen o revaluación del dólar, por ahora nos quedaremos con la idea de que podemos ir a niveles de 130 yenes o niveles de 135 yenes en el próximo año o año y medio.

Ahora vamos a analizar el corto plazo, desde el final ortodoxo del triángulo onda E en 108,97 tuvimos una onda 1 alcista que culminó en 119,87 en octubre del 2006, luego la onda 2 bajista que culminó en 114,43 en el mes de diciembre de 2006. Desde esta fecha empezó la onda 3 alcista. Dentro de la onda 3 alcista, se ha desarrollado la subonda 1 alcista que culminó en los niveles máximos de 122,18 yenes el día de 29 de enero, allí el mercado ha empezado un ajuste en subonda 2 dentro de la onda 3, esta subonda 2 tendría el objeto de recortar parte del avance de la subonda 1, recortar 38,2% o 62% del avance desde 114,43 a 122,18, 38,2% ha sido alcanzado con la caída del dólar del último viernes y los requisitos técnicos mínimos han sido cumplimentados. Sin embargo no debemos descartar un intento de recortar 62% de las ganancias de la subonda 1; si fuera así el recorte nos llevaría a 117,39 yenes por dólar, y en este caso haríamos un pullback a la línea de tendencia madre bajista que fuera superado, sería el beso del adiós a dicha línea para producirse un explosivo movimiento hacia niveles de 130 y 135 yenes que luego precisaremos al ver dónde termina la subonda 2 actualmente en fuerza.

En conclusión creemos que la caída actual del dólar contra el yen verificada el día viernes es una oportunidad de compra de dólares y de venta de yenes, la zona de 119,30-117,30 es la zona ideal de compra de dólares y de venta de yenes ya que esperamos un movimiento que nos lleve arriba de los máximos de 122,18 y 122,08 registrados hace semanas y que lleve los precios hacia la zona de 130 yenes en el año 2007. Este movimiento también debe afectar fuertemente la relación de los cruces con las monedas europeas, ya que la visión de nuestro modelo con las monedas dista de ser tan pro dólar, por lo tanto puede ser menos arriesgado de apostar sólo el yen contra el dólar diversificar apostando en el cruce de monedas comprando libras contra yenes, euros contra yenes, y franco suizos contra yenes en ese orden, ya que parece de acuerdo a nuestro modelo que el yen será la moneda más débil para el próximo año o año y medio. Veremos.

Con respecto a la relación euro-dólar que ya hemos entregado nuestro análisis en artículos previos seguimos considerando que en los máximos de 1,3387 el euro cerró cinco movimientos alcistas desde los niveles mínimos de 1,1639 euro por dólar. En consecuencia la caída registrada desde 1,3387 debe ajustar parte de dicho avance en un movimiento contratendencial en tres partes. Este proceso ya ha sido visto hasta los niveles mínimos de 1,2867 registrados semanas atrás. Sin embargo el hecho de que el euro no haya recortado 38,2% de las ganancias que nos debería llevar a la zona de 1,2725-1,25, y que la salida desde 1,2867 no ha sido tendencial hasta el momento nos mantiene con la posibilidad que la corrección desde 1,3387 aún esté en fuerza y se trate de una tres compleja, tipo doble zigzag, si este análisis prueba ser correcto desde la zona ya alcanzada de 1,3150-1,3200 debe salir nuevamente venta de euros, regresar el euro debajo de 1,2970-1,2950 y confirmar una caída final hacia la zona de 1,2720-1,25 para allí tener una histórica oportunidad de compra de euros baratos. Si el euro superase 1,32 y 1,3250 y teniendo en cuenta que la caída desde 1,3387 es correctiva y que ya tres movimientos fueron vistos hasta 1,2867 las posibilidades estarán para considerar que el euro ya está en su tendencia alcista para ir bien arriba de 1,3667. En base al análisis individual de yen y euro claramente surge que la relación euro yen claramente favorecerá al euro en el próximo año... Veremos.

relacion dolar euro

Como citar este texto: 

Ruarte (19 de Feb de 2007). "Dolar Yen Euro". [en linea]
Dirección URL: https://www.econlink.com.ar/ruarte/relacion-dolar-yen-euro (Consultado el 05 de Jun de 2020)


Se encuentra usted aquí